domingo, 27 de noviembre de 2016

Un gimnasio para el cerebro

Recordamos el artículo que nos hizo Marta en el periódico el Mundo, en los inicios de nuestra Unidad. Así podéis ver nuestros orígenes y podéis comparar nuestra trayectoria.


La Unidad de Memoria, en Alcorcón, ofrece tratamientos a 'precios apropiados'

MARTA BELVER




Cansados de los corsés administrativos y de las empresas que sólo buscan hacer negocio con la salud de los demás, decidieron crear su Unidad de Memoria y de Entrenamiento Cerebral. Aquí no sólo atienden a pacientes que padecen enfermedades degenerativas; también, como el que se emplea en mantener su cuerpo a tono, ejercitan la mente de quienes ya no tienen una actividad intelectual dinámica.

A este peculiar gimnasio para la cabeza, situado en Alcorcón, se entra de la mano de Fabio Cabello, terapeuta ocupacional especializado en geriatría y gerontología, y de Raquel Gutiérrez, psicóloga experta en neuropsicología. Uniendo sus experiencias laborales de años en residencias y centros tanto públicos como privados han dado forma a «un recurso asistencial que no existía» y «a un precio apropiado».

«Detectamos que había una necesidad de un tipo de tratamiento más específico para aquellas personas que sufren un deterioro cognitivo leve o están al inicio de alguna patología», explica Cabello. «Lo importante es hacer una valoración, analizar los componentes cognitivos afectados y trabajar sobre ellos, como por ejemplo las deficiencias a nivel de atención o de la capacidad para recordar», añaden los responsables de la Unidad de Memoria.

Además, ofrecen ayuda a las personas jubiladas para que den el paso del estrés laboral a la inactividad sin traumas y a los trabajadores que se bloquean mentalmente frente a un ascenso. «Los problemas emocionales, como los estados depresivos, cada vez van a ir a peor, a lo que se suma el tema del consumo de sustancias; por ahí va a venir el aumento de la demanda», auguran estos expertos.

Cabello advierte de que la prevención del deterioro de la memoria «es muy importante, pero la gente no está concienciada. Esto es como el que hace ejercicio físico para mantenerse en forma, pero de momento prácticamente nadie lo ve como algo necesario».

Para tratar de invertir esta tendencia, en el perfil de Facebook de la Unidad de Memoria se proponen diariamente ejercicios de entrenamiento cerebral. Por ejemplo: determinar qué número es el que más se repite en una secuencia de varios guarismos; encontrar al gato en una foto de un zoo atiborrado de animales; pensar en palabras que acaben en -tre... El contador on line de la página es muy elocuente: cada semana 90.000 personas se ponen metafóricamente el chandal para afrontar el reto de activar la mente.

Con todo, lo más innovador del trabajo que desarrollan estos dos profesionales son las terapias en familia (la próxima será el 1 de febrero). «En ellas podemos actuar de forma directa sobre los cuidadores y ayudarles a que conozcan mejor la enfermedad, pero no en el plano teórico, sino con recursos terapéuticos y habilidades sociales», argumentan.

A Fabio Cabello y a Raquel Gutiérrez, que llevan trabajando desde septiembre sin jefes que les corten las alas, ya les han llegado propuestas para abrir franquicias de la Unidad de Memoria y de Entrenamiento Cerebral. Animan a quienes se lo han propuesto a que empiecen también a trabajar por su cuenta, pero los asuntos administrativos no les interesan. Ellos prefieren invertir su tiempo en entrenar mentes.



Como podéis ver actualmente se ponen ese chándal más de medio millón de personas. Tenemos un alcance en las publicaciones de unos 3 millones de personas y lo más importante, ayudamos a más de 70 familias a llevar lo mejor posible estos problemas de memoria.
Gracias a todos por seguirnos y al periódico el mundo por el artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario