miércoles, 14 de diciembre de 2016

La memoria, gran creadora de historias que no existieron


El 50% de la gente dice recordar hechos que jamás le ocurrieron.





En 400 casos, el 50% recordó lo inexistente. ¡Y algunos hasta dieron datos!


Se suele ver a la memoria como un dispositivo infalible en el que los recuerdos se aglutinan, y algunos menos importantes o lejanos le ceden el lugar a otros más relevantes o recientes, aunque siempre siguiendo una lógica de autenticidad. Sin embargo, está largamente comprobado que, fiel condición humana, en reiteradas ocasiones la memoria falla. Y sus errores, a veces, pueden ser groseros, a punto tal de hacer quedar al protagonista como un mentiroso. ¿Por qué? Porque puede inventar sucesos que nunca ocurrieron.



Investigadores de la Universidad de Warwick, Inglaterra, se propusieron determinar en qué proporción y con qué frecuencia la memoria es proclive a “crear” sus recuerdos. Para ello, el equipo de científicos -liderado por Kimberley Wade- convocó a unos 400 participantes para poder alcanzar una muestra sólida.

A cada uno de estos voluntarios se les narró, una y otra vez, historias y eventos ficticios de su propia vida que en realidad jamás habían ocurrido. Entre los relatos falsos, aparecían anécdotas de viajes en globos aerostáticos en la infancia, bromas a profesores o el participante haciendo el ridículo en un casamiento familiar.

Los resultados sugieren que, después de la fase de “implantación de recuerdos”, el 50% de los participantes creyó hasta cierto punto que en verdad habían experimentado esos eventos. El 30% parecía “recordar” el evento, es decir: aceptaron la historia narrada y elaboraron un relato propio de cómo había ocurrido, al punto de que lo describieron con imágenes nítidas. Otro 23% mostró señales de aceptación del suceso sugerido, pero no se creyó la totalidad de historia. Sólo aseguraban que había acontecido.

“Muchos factores pueden afectar en la creación de falsas creencias y recuerdos, como pedirle a una persona que repetidamente imagine un evento falso o le muestren fotos que jueguen con su memoria, pero no entendemos completamente cómo interactúan estos factores. Los estudios a gran escala nos acercan a una respuesta”, sostuvo Wade.

Los hallazgos de la investigación se vuelven relevantes en diversas áreas. De acuerdo con los responsables del estudio, hasta plantea serios interrogantes acerca de la autenticidad de los recuerdos que se utilizan en informes forenses o en declaraciones frente a un tribunal.

El riesgo de las distorsiones

El equipo de científicos destacó el enorme riesgo que conlleva para la gente que eventos falsos pasen a ser recordados como parte de la historia por un colectivo de personas. En ese sentido, señalaron que la desinformación que se puede ofrecer en los medios de comunicación puede modificar la percepción de la realidad y afectar el comportamiento de una sociedad. “El descubrimiento de que una gran parte de las personas son propensas a desarrollar creencias falsas es importante, ya que sabemos de otras investigaciones que señalan que las creencias distorsionadas pueden influir en nuestras conductas, intenciones y actitudes hacia otros”, enfatizó la doctora Ward.

fuente: https://www.lmneuquen.com/la-memoria-gran-creadora-historias-que-no-existieron-n535331

No hay comentarios:

Publicar un comentario